BAUTISMO

bn

Este sacramento es el primer paso en un viaje de por vida de compromiso y discipulado. Los frutos del bautismo incluyen el perdón del pecado original y de todos los pecados personales, el nacimiento de una nueva vida, por lo cual el hombre se convierte en hijo adoptivo del Padre, miembro de Cristo, templo del Espíritu Santo.

EUCARISTIA

b

La Sagrada Eucaristía es el sacramento central en el que celebramos el memorial de la Muerte y la Resurrección de Cristo, es decir, la obra de salvación realizada por la vida, muerte y resurrección de Cristo. La Comunión del Cuerpo y la Sangre de Cristo nutre nuestra unión con Él y fortalece la unidad de la Iglesia, el Cuerpo Místico de Cristo.

CONFIRMACION

Untitled-1

La confirmación es un sacramento del compromiso cristiano maduro y una profundización de los dones del bautismo.De esta manera, este sacramento nos ayuda a echar raíces más profundamente en la filiación divina, a estar más firmemente enraizados en Cristo, a fortalecer nuestro vínculo con la Iglesia, asociándonos aún más con su misión y dando testimonio de la fe cristiana a través de la palabra.

PENITENCIA

c

Este sacramento nos devuelve la vida divina perdida a causa del pecado. En ella encontramos el perdón incondicional de Dios; como resultado, estamos llamados a perdonar a los demás. Consta de tres elementos: conversión, confesión y celebración. A través de este sacramento nos reconciliamos con Dios y con la Iglesia.

SACRAMENTO DEL MATRIMONIO 

casados

Es una alianza de por vida entre un hombre y una mujer, en la cual se convierten en un signo vivo del amor de Dios por su Iglesia y el mundo. A través de este sacramento, los cónyuges expresan un vínculo perpetuo y exclusivo, para que el matrimonio válido celebrado y consumado entre los bautizados nunca pueda ser disuelto. Además, los esposos se fortalecen en unidad indisoluble, en santificación, en la recepción y educación de sus hijos.

ORDEN SACERDOTAL

os

Todas las personas bautizadas comparten el sacerdocio de Nuestro Señor Jesús Resucitado. Algunos son llamados a compartir y ordenar a los ministros de la Iglesia como diáconos, sacerdotes u obispos. A través de este Sacramento, la misión confirmada por Cristo a sus apóstoles continúa ejerciéndose en la Iglesia hasta el fin de los tiempos: es, por lo tanto, el sacramento del ministerio apostólico.

UNCION DE LOS ENFERMOS

jhbug

A través de este sacramento encontramos la curación apropiada tanto física como mental y espiritualmente. Además, une el sufrimiento del enfermo a la Pasión de Cristo, por su bien y el de toda la Iglesia. Da consuelo, paz y valor para soportar los sufrimientos de la enfermedad o la vejez de una manera cristiana. En peligro de muerte, nos prepara para el paso a la vida eterna.